28/12/2022 Act. a las 17:09 CET

La situación del neerlandés corre el riesgo de convertirse en un callejón sin salida; si, como todo hace indicar, sigue hasta final de contrato el técnico debe decidir si exprimirlo o no

Su concurso esta temporada está siendo poco más que testimonial, pero puede abrírsele una puerta con la baja por sanción de Lewandowski

Todo parece destinado a que Memphis Depay agote su contrato con el FC Barcelona. Expira el próximo 30 de junio y nadie está muy por la labor de poner de su parte para evitarlo. El jugador, si sale, quiere hacerlo gratis. Sea en enero o en junio. Los contratos futuros que le llegan, como es lógico, serán más suculentos si aterriza a coste cero. Y el Barça, por su lado, comentó al delantero que si quiere abandonar la nave en invierno deberá ser con traspaso, aunque sea algo irrisorio. Y en esas estamos.

Ante tal panorama, al staff técnico de Xavi le quedan dos opciones: intentar ‘recuperar para la causa’ al ex del Lyon, que fue titular bajo el amparo del de Terrassa el curso pasado, o continuar contando poco o más bien nada con él. La participación de Memphis ha sido testimonial estos primeros meses. De hecho, se pasó las semanas previas a la Copa del Mundo en Qatar lesionado y luego, de forma casi milagrosa, recibió el alta y se puso a las órdenes de Van Gaal con los Países Bajos. Discreto Mundial el suyo, por cierto.

UNA DE LAS ALTERNATIVAS A LEWY

Con la baja por sanción de Lewandowski, se abre un nuevo abanico para Depay. A priori, Ansu Fati o Ferran Torres (en principio el canterano ante el Espanyol en el derbi) tienen más papeletas para ejercer de ‘9’ los próximos compromisos. Pero la ascendencia del neerlandés puede dar un vuelco. Está en forma y motivado (así lo atestigua en sus redes sociales estos días) y quiere cazar al vuelo la oportunidad que pueda darle el técnico azulgrana.

Desde el último choque frente al Espanyol en el Camp Nou (allá por el 20 de noviembre de 2011) el contexto para el atacante tulipán ha dado un giro de 180º. Aquel día, el primero de Xavi en el banquillo del equipo azulgrana, el neerlandés era titular y el principal faro ofensivo del equipo. De hecho, marcó el único tanto del encuentro (1-0), de penalti.

UN PUNTO DE INFLEXIÓN

NOTICIAS RELACIONADAS

Memphis disputaría los siguientes cuatro partidos completos como titular. En un equipo plagado de bajas, tampoco tenía mucha alternativa Xavi. Volvió a marcar un gol decisivo ante el Villarreal. Pero a partir de la dolorosa derrota frente al Bayern (3-0), el atacante se lesionó y ya nunca recuperó ese lugar de privilegio con el entrenador vallesano. De hecho, no volvió a ser titular hasta el 10 de marzo en Estambul contra el Galatasaray. Los fichajes de Aubameyang, Ferran y Adama en invierno lo hipotecaron. Y hasta hoy. Veremos si una vez más con un papel testimonial en la vuelta a la competición por fin de año o asumiendo un rol más protagonista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here