La ministra alemana de Relaciones Exteriores denunció el sábado la «guerra híbrida» lanzada por Rusia y advirtió que Moscú podría intentar dividir a Europa favoreciendo una afluencia de refugiados en su territorio.

«No se trata solo de una guerra con armas», dijo Annalena Baerbock en el congreso de su partido ecologista que se celebra en Bonn, en el oeste de Alemania.

Baerbock prevé que la guerra sea cada vez más «llevada a cabo con miedo y división». «Eso es precisamente lo que debemos evitar», advirtió.

En particular, teme una afluencia de refugiados procedentes de países distintos de Ucrania. «Esta guerra es híbrida y otros países participan en ella», dijo, y acusó a Serbia de contribuir a un fuerte aumento de las llegadas de migrantes a Europa.

Los países de la Unión Europea (UE) en su conjunto acusan a Belgrado de ser una puerta de entrada al bloque para los inmigrantes turcos, indios, tunecinos, cubanos y burundianos, que no necesitan visado para viajar a Serbia.

Alemania, que rechaza una situación «en la que se utilice a las personas como arma», está en contacto con la República Checa y Eslovaquia para encontrar soluciones contra esta reactivación de facto de la «ruta de los Balcanes».

Serbia, candidata a la adhesión a la UE desde 2012, pero también próxima a Rusia, se encuentra en esta ruta que va de Grecia a Hungría o a Croacia pasando por Macedonia del Norte o Albania.

Cientos de miles de sirios que huían de la guerra, afganos o iraquíes la transitaron durante la gran crisis migratoria de 2015.

Desde 2016 y el cierre de las fronteras, el número de cruces disminuyó considerablemente, pero este año volvió a aumentar.

bur-ilp/mab/meb

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here