Al menos dos militares iraquíes han muerto y otros tres han resultado heridos a causa de la explosión de una bomba al paso de un vehículo militar en los alrededores de la ciudad de Kirkuk (norte), sin que por el momento hay reclamación de la autoría del atentado.

Fuentes de seguridad citadas por la cadena de televisión iraquí Al Sumaria han indicado que el suceso tuvo lugar a última hora del miércoles cerca de Dibs, en la región de Bajo Zab. El grupo yihadista Estado Islámico ha incrementado sus atentados durante las últimas semanas.

Durante la jornada del lunes murieron seis personas en otro ataque ejecutado por el grupo yihadista en la provincia de Diyala (este), mientras que cinco agentes murieron en otro ataque ejecutado el domingo en Kirkuk.

El grupo ha incrementado sus operaciones durante los últimos meses y está especialmente activo en zonas en disputa entre el Gobierno central y las autoridades de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.

Estado Islámico confirmó en noviembre la muerte de su líder, Abú al Hasán al Hashemi al Quraishi, en una operación en Siria y confirmó a Abú al Husein al Huseini al Quraishi como nuevo dirigente, sin que haya más detalles sobre su identidad. Estado Islámico ha perdido a tres líderes desde la muerte en 2019 de Abú Bakr al Baghdadi.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here