ISLAMABAD (AP) — Las devastadoras inundaciones en la provincia más afectada de Pakistán han provocado la muerte de otras 17 personas en las últimas 48 horas, entre ellas nueve niños, informaron las autoridades el miércoles, al tiempo que la agencia de la ONU para la infancia renovó su petición de 39 millones de dólares para ayudar a las víctimas más vulnerables de las inundaciones.

Hasta el momento, sólo se ha alcanzado una tercera parte del objetivo de fondos, indicó la UNICEF en un comunicado. El personal médico de Pakistán pasa problemas para contener el brote de enfermedades transmitidas por el agua, la malaria y el dengue, entre los cientos de miles de sobrevivientes que actualmente se encuentran en tiendas de campaña en el sur de la provincia de Sindh.

Las lluvias monzónicas y las inundaciones sin precedentes, que muchos expertos atribuyen al cambio climático, han afectado a 33 millones de personas, causado por lo menos 1.576 decesos y dejado a 12.862 personas heridas en todo el país desde mediados de junio.

De esas muertes, 707 —incluidas las de 297 niños y 132 mujeres— se han registrado en Sindh, donde muchas zonas siguen sumergidas. La estrella de Hollywood y embajadora humanitaria de Naciones Unidas, Angelina Jolie, realizó una visita sorpresa a Sindh el martes, y se reunió con algunas de las víctimas de las inundaciones.

Funcionarios paquistaníes le presentaron un informe a Jolie el miércoles. De acuerdo con un comunicado emitido por el centro de respuesta a emergencias, el cual cuenta con el respaldo del ejército, Jolie dijo que le informará al mundo sobre la magnitud de la devastación causada por las inundaciones y el cambio climático en la nación del sur de Asia. “Nunca había visto algo así», señaló la actriz. “Mi corazón está con el pueblo en estos momentos”, añadió.

La UNICEF señaló que más de 3,4 millones de niños han sido desplazados de sus hogares y las inundaciones han cobrado la vida de más de 550 niños en Pakistán.

“Sin un aumento significativo en el apoyo, tememos que muchos más niños perderán la vida”, indicó la agencia en un comunicado.

Muchos de los caminos y puentes de Sindh fueron arrasados o resultaron sumamente dañados, y miles de familias continúan aisladas y necesitan ayuda urgente. “Las familias no tienen comida, agua potable ni medicinas”, informó la agencia.

La UNICEF ha instalado 71 campamentos de salud móviles y escuelas temporales para los niños de las zonas afectadas por las inundaciones. Sin embargo, aún no se alcanza ni la tercera parte del objetivo de financiamiento de 39 millones de dólares, añadió la agencia. El monto es parte de un llamado urgente de Naciones Unidas para alcanzar los 160 millones de dólares para apoyar la respuesta a las inundaciones en Pakistán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here