El potente tifón Hinnamnor dejó diez personas muertes en Corea del Sur, según un último balance este miércoles de las autoridades tras el paso de esta tormenta que provocó esta semana lluvias intensas y fuerte oleaje.

En la ciudad portuaria de Pohang, en el sur, los socorristas hallaron siete cadáveres y dos supervivientes en el garaje subterráneo de un edificio residencial que quedó sumergido, indicó la oficina central de gestión de desastres.

Los nueve quedaron atrapados al bajar al aparcamiento para mover sus coches en medio del diluvio, según medios locales.

Las autoridades confirmaron otra muerte el miércoles en Pohang y una en Gyeongju, donde una persona quedó sepultada en su casa tras un desprendimiento de tierra.

En la víspera, la oficina de desastres había informado del deceso también en Pohang de una mujer de unos 70 años que fue arrastrada por una inundación.

Las labores de búsqueda y rescate continuaban el miércoles, con todavía dos personas desaparecidas.

El tifón Hinnamnor, el más fuerte del país en décadas, forzó a más de 4.700 a dejar sus hogares y destruyó unos 12.000 casas y edificios.

Casi 90.000 viviendas se quedaron sin luz, pero el suministro se había recuperado en la gran mayoría el miércoles por la mañana, indicaron las autoridades.

Antes de que el tifón tocara tierra, las autoridades surcoreanas habían cerrado más de 600 escuelas y las aerolíneas locales cancelaron unos 250 vuelos domésticos.

sh/qan/dbh/mas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here