Giovanni Reyna es uno de los grandes talentos de la selección de Estados Unidos. Hijo de Claudio, otro ex integrante del equipo norteamericano, y nieto de Miguel, un exfutbolista de Independiente y Los Andes, está concentrado en Doha a la espera del debut en Qatar 2022 ante Gales, el lunes próximo. En conferencia de prensa, el mediocampista se refirió a la posibilidad de representar a otro país. Por su sangre brotan varios orígenes: Portugal, Inglaterra -lugar en el que nació- o Argentina. Sin embargo, eligió la tierra de sus padres. Y, pese a desempeñarse en Alemania (milita en Borussia Dortmund), decidió jugar para los Estados Unidos.

“Sí, hubo opciones para ir a otras selecciones, pero desde el principio siempre tuve claro que quería jugar para Estados Unidos”, admitió Reyna en inglés, ya que confesó saber “muy poco” de castellano. Si bien no hizo hincapié en la propuesta argentina, Reyna confesó: “Es un halago que te busquen de otras selecciones. Y sí, estaban interesados y me han contactado, pero para mí la opción fue siempre Estados Unidos”.

Luego se lo consultó sobre la historia de su abuelo Miguel, ex jugador de los Rojos, quien sin embargo fue profesional en Los Andes. En 1968 se mudó a Estados Unidos y el 20 de julio de 1973 fue papá de Claudio, quien se iniciaría como futbolista en Bayer Leverkusen, de Alemania, y coincidiría en su formación con Gregg Berhalter, hoy entrenador del equipo estadounidense que jugará el Mundial de Qatar. “Sí, creo que jugó para Independiente. No estoy muy seguro, pero creo que no jugó muchos partidos en el primer equipo. Pero sé que era un gran apasionado del deporte”, recordó Giovanni Reyna sobre su abuelo.

Los 12 años que Claudio Reyna jugó en la selección estadounidense fueron importantes para que su hijo Giovanni descartara las propuestas de vestir otra camiseta en el plano internacional. Reyna padre, dueño de una carrera que lo llevó por Alemania e Inglaterra, además de la Major League Soccer, disputó 112 partidos con la camiseta estadounidense y convirtió ocho goles. Registra además partidos en cuatro Mundiales: Estados Unidos 1994, Francia 1998, Japón-Corea 2002 y Alemania 2006.

Giovanni Reyna (camisa rosa), junto a sus padres Claudio Reyna y Danielle Egan, ex futbolistas del seleccionado estadounidense
Giovanni Reyna (camisa rosa), junto a sus padres Claudio Reyna y Danielle Egan, ex futbolistas del seleccionado estadounidense@gioareyna – @gioareyna

Giovanni Reyna, de apenas 20 años recién cumplidos, nació en Sunderland (Inglaterra) mientras su padre Claudio jugaba para el club de la ciudad en la Premier League. Su madre, Danielle Egan, también es futbolista y, de hecho, integró la selección estadounidense. Conoció a Claudio en Hong Kong en el año 1996. Pese a la posibilidad de representar a otros países (tiene ascendencia portuguesa por el lado de la madre), Giovanni Reyna jugó para todas las categorías juveniles de Estados Unidos: Sub 15, Sub 16 y Sub 17. En 2020, y con apenas 18 años, fue convocado por primera vez para la selección absoluta.

Según los expertos en la Bundesliga, Giovanni Reyna tiene potencial para ser el mejor jugador de la historia de la selección estadounidense. E incluso sobrepasar a Christian Pulisic, también formado en el Dortmund y hoy en el Chelsea de la Premier League. Sin embargo, una serie de lesiones en 2021 minaron su progresión. El tiempo, sin embargo, juega a su favor: tiene apenas 20 años y está consolidado dentro de los titulares de un equipo que pelea por puestos europeos todos los años. Es más: al joven y dinámico mediocampista le bastaron sólo 65 partidos en Dortmund para superar la cuota goleadora de su padre: lleva ocho festejos con la camiseta amarilla del Borussia. Su padre convirtió siete veces en 74 partidos con las camisetas de Leverkusen y Wolfsburgo, sus clubes en Alemania.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here