Vaqueros de Dallas se impuso en un cerrado encuentro 17-20 a los Bengalíes de Cincinnati, quienes se recuperaron de un déficit de 14 puntos, pero no pudieron sellar la victoria en su visita al AT&T Stadium en Texas.

Vaqueros, comandados por Cooper Rush tras la lesión de Dak Prescott en la Semana 1, comenzaron el encuentro de la mejor manera posible, con una ofensiva larga y sostenida de 14 jugadas y 75 yardas que concluyó con un pase corto de Rush a Noah Brown para colocarse arriba 0-7 con nueve minutos restantes en el primer episodio.

Cincinnati buscaría responder en su primer posesión ofensiva del partido de la mano del mariscal de campo Joe Burrow, quién abrió la contienda con dos pases certeros para más de 10 yardas, primero con el corredor Joe Mixon, y luego con su ala abierta estrella y ex compañero en LSU, Ja’Marr Chase.

Sin embargo, la ofensiva se estancó, primero con un castigo para -5 yardas y luego con una captura del novato defensivo del año, Mikah Parsons. Los actuales campeones de la Conferencia Americana tuvieron que conformase con un gol de campo de 43 yardas de Evan McPherson para disminuir la brecha 3-7.

En su siguiente serie ofensiva, Rush y la escuadra de la estrella solitaria volvieron a hacer de las suyas, recorriendo 80 yardas en menos de tres minutos, sprint ofensivo que terminó con un acarreo de Tony Polard para una yarda y la ventaja 3-14. Previamente Pollard había completado una recepción de 46 yardas que lo dejó a nada de su primer anotación por aire.

En el segundo cuarto las ofensivas se apagarían con cuatro series consecutivas finalizando en la pierna de los pateadores de despeje Kevin Huber de los Bengalíes, y Bryan Anger por Dallas.

Sería hasta literalmente el último minuto de la primera mitad que Dallas volvería a apuntarse en el marcador luego de parar dentro de su propia yarda diez a los visitantes y recuperar el balón en la yarda 50 del rival. Rush completaría dos pases cortos que acercarían a Brett Maher, quien conecto una patada de 54 yardas para irse al descanso arriba 3-17.

En el tercer cuarto, los subcampeones de la NFL tendrían la primera oportunidad de reducir la ventaja de los locales, y con una serie solida combinando el juego aéreo y terrestre, Burrow pudo acercar lo suficiente a McPherson, quien conectó otro gol de campo y firmó el 6-17.

Tras una buena actuación defensiva que frenó a Rush y los Vaqueros, los felinos comenzaron otro buen avance que buscaría volver a meterlos en el juego. Burrow comenzó con un pase largo a Tee Higgins quien aportó 19 yardas y los dejó en la 40 del rival. Cuando ya se acercaban a zona roja, el apoyador Leighton Vander Esch arruinó la fiesta y consiguió la captura, por lo que Mcpherson tendría que volver al emparrillado y colocar el marcador 9-17.

Con los visitantes recortando la distancia, Dallas buscó comandar una serie ofensiva larga que incrementará nuevamente su ventaja, sin embargo, las cosas estuvieron lejos de lo planeado, ya que en un pase corto al ala cerrada Dalton Schultz, el receptor no pudo retener la posesión de balón que se soltó libre y fue recuperado por D.J Reader de los Bengalíes.

Afortunadamente para los dirigidos por Mike McCarthy, la perdida del balón solo resultó en una ofensiva de 1:16 y cinco yardas antes de que volvieran a tener el control de balón. Las malas noticias continuaron y su ofensiva tampoco pudo hacer nada, por lo que despejaron el balón después de solo dos minutos.

Con casi 13 minutos en el último episodio, Cincinnati tendría la oportunidad de buscar el empate y la remontada en el encuentro. Solamente les tomó 8 minutos, 54 segundos, y 21 jugadas a Joe Burrow y su ofensiva concretar la hazaña.

En una serie bastante nivelada entre acarreos y pases, Joe Burrow recorrió casi 80 yardas para colocar a su equipo de vuelta en la contienda. Con tres minutos, y dentro de la yarda cinco de los Vaqueros, Burrow soltó un pase corto a su derecha el cual encontró a Higgins y los colocaría 15-17. Con la posibilidad de igualar el marcador con la conversión, la ofensiva regresó al campo y con un pase a Tyler Boyd el juego estaba empatado.

Las siguientes ofensivas de ambos equipos terminaron en un despeje, el último de Cincinnati, y que dejaría menos de un minuto en el reloj a los de casa.

Dallas, que empezaría la ofensiva en su propia 35, comenzó una última gran serie de Cooper Rush, completando tres pases consecutivos de 8, 12 y 10 yardas que los dejarían, junto a un acarreo de Pollard, en la yarda 32 del rival.

Brett Maher sería el encargado de cerrar el encuentro para la Estrella Solitaria con solamente cinco segundos en el reloj. En un intento de exactamente 50 yardas, Maher encontró la esquina superior derecha para asegurar la victoria 17-20 sobre unos Bengalíes que no conocen la victoria en lo que va de la campaña.

La segunda jornada de la NFL se juega de la siguiente manera:

Jueves
Los Ángeles (Chargers) 24-27 Kansas City

Domingo
Carolina 16-19 Nueva York (Gigantes)
Tampa Bay 20-10 Nueva Orleans
Nueva York (Jets) 31-30 Cleveland
Miami 42-38 Baltimore
Washington 27-36 Detroit
Indianapolis 0-24 Jacksonville
Nueva Inglaterra 20-17 Pittsburgh
Altanta 27-31 Los ángeles (Rams)
Seattle 7-27 San Francisco
Houston 9-16 Denver
Arizona 29-23 Las Vegas
Chicago-Green Bay, 19:20pm

Lunes
Tennessee-Buffalo, 18:15pm
Minnesota-Filadelfia, 19:30pm

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here