La prisión de Belmarsh, en la que se encuentra encarcelado el fundador de Wikileaks, Julian Assange, le ha negado este lunes el permiso correspondiente para poder asistir al funeral de la diseñadora de moda Vivienne Westwood.

La familia de la diseñadora ha expresado en un comunicado su «decepción» por no poder cumplir con «los deseos de la difunta», gran defensora de Assange. No obstante, han descartado «sentirse sorprendidos por esta decisión, que es injusta y se enmarca en el trato inhumano dado a Assange por parte de las autoridades de Reino Unido».

«Julian no ha sido condenado por cometer ningún delito y, aún así, es tratado como un terrorista, cuando de lo único de lo que es culpable es de difundir la verdad», han aseverado, según ha recogido el diario ‘The Guardian’.

Assange se encuentra en prisión a medida que continúa su larga lucha para evitar ser extraditado a Estados Unidos, donde ha sido acusado de publicar miles de documentos filtrados sobre las guerras de Irak y Afganistán.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here