20/11/2022 Act. a las 23:09 CET

El combinado de Thorir Hergeirsson remontó cinco goles y superó a Dinamarca en la segunda mitad

La entrada de Katrine Lunde fue determinante en la selección noruega

Noruega no tiene adversario en el balonmano femenino, y ayer volvió a demostrarlo en la final del Europeo disputado en Eslovenia, Macedonia y Montenegro. La selección escandinava logró su noveno cetro continental tras doblegar en una intensa final a Dinamarca por un ajustado 27-25. Nueve títulos europeos en dos finales disputadas. Un balance al alcance de muy pocos países. 

FICHA TÉCNICA

Campeonato de Europa

DIN

25 ________________ 27

NOR

ALINEACIONES

Dinamarca (15+10)

Toft; Ostergaard (3), Burgaard (6), Hojlund (2), Anne Mette Hansen (-), Friis (5, 1p) y Heindahl (-) -equipo inicial- Reinhardt (ps), Sarah Iversen (1), Tranborg (2), Andrea Hansen (-), Jorgensen (1), Petersen (2), Rikke Iversen (2), Halilcevic (-) y Moller (1)

Noruega (12+15)

Solberg; Mork (8, 2p), Skogrand (-), Ingstad (3), Aardahl (3), Reistad (3) y Andersen (1) -equipo inicial- Lunde (ps); Arntzen (-), Ofetdal (3), Larsen (2), Breistol (4), Hovden (-), Wollik (-), Rushfeldt (-) y Hogseth (-)

Marcador 5′

2-1, 4-3, 8-4, 9-5, 12-9 y 15-12 (Descanso) 16-14, 19-17, 22-19, 22-21, 24-24 y 25-27 (Final)

Árbitros

Álvarez Mata y Bustamante (España). Excluyeron dos minutos a Heindahl y Anne Mette Hansen por Dinamarca; y a Rushfeldt, Aardahl y Hovden por Noruega.

Como sucedió durante todo el torneo, Noruega empezó fría ante Dinamarca, que ya le había comido la tostada en la fase de grupos. El cuadro danés evitó el ataque estático e intento imprimir un rápido ritmo de inicio, llegando a ostentar rentas que alcanzaron los cinco goles (10-5). Jenssen, un enamorado de las transiciones, incluso optó por jugar en superioridad cuando el marcador le era favorable, lo que incomodó la retaguardia noruega, incapaz de cubrir todos los huecos.

Thorir Hergeirsson, míster islandés de Noruega, leyó la cartilla en vestuarios y recurrió a la incombustible Katrine Lunde para salvaguardar la portería. Y la dinámica cambió por completo. El gran acierto de la portera de Kristiansand, un 40 por ciento mientras estuvo en pista, permitió a Noruega lanzar contragolpes e ir recortando distancias progresivamente.

NOTICIAS RELACIONADAS

Aparecieron entonces veteranas como Nora Mork y Oftedal para cerrar la brecha y entrar en un desenlace a cara o cruz. Los empates se sucedieron (22-22), (23-23), (24-24), pero Noruega impuso su mayor experiencia y algún desliz danés para alegrar a los ‘vikingos’ de las gradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here