Twitter realizó nuevos despidos en el equipo de confianza y seguridad encargado de la moderación global de contenidos, y en una unidad relacionada con la incitación al odio y el acoso, informó Bloomberg.

Al menos una docena más de recortes afectaron el viernes por la noche a trabajadores de las oficinas de la compañía en Dublín y Singapur, según el reporte, que cita a personas familiarizadas con el asunto.

Entre los despedidos se encuentran Nur Azhar Bin Ayob, una contratación relativamente reciente como responsable de integridad del sitio para la región Asia-Pacífico, y Ana Luisa Domínguez, directora sénior de política de ingresos de Twitter, informó Bloomberg.

También se han eliminado trabajadores de los equipos encargados de la política sobre desinformación, llamamientos globales y medios de comunicación estatales en la plataforma, añade el informe.

La vicepresidenta de confianza y seguridad de Twitter, Ella Irwin, confirmó a Reuters que Twitter hizo algunos recortes en el equipo de confianza y seguridad el viernes por la noche, pero no dio detalles.

“Tenemos miles de personas dentro de Confianza y Seguridad que trabajan en la moderación de contenidos y no hemos hecho recortes en los equipos que hacen ese trabajo a diario”, dijo por correo electrónico.

Algunos de los recortes, añadió, se produjeron en áreas que carecían de volumen suficiente o en las que tenía sentido consolidar.

Twitter despidió a unos 3 mil 700 empleados a principios de noviembre para reducir costos y cientos más dimitieron después.

A finales de diciembre pasado,Twitter pidió a un tribunal federal de California desestimar la demanda presentada por más de 100 antiguos trabajadores de la red social debido a los “despidos masivos” que se dieron con la llegada del multimillonario Elon Musk.

Los abogados de la empresa argumentaron que la situación de los empleados no es tan similar y que, por tanto, no cumple los requisitos para considerarse como una demanda colectiva, según el New York Post.

Además, los abogados de Twitter señalaron que las alegaciones presentadas son “vagas e imprecisas” y que los demandantes ni siquiera intentan definir a una clase o rango de empleados, sino que hacen referencia a “otros trabajadores de Twitter en situación similar”, de acuerdo con uno de los abogados de la plataforma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here