19/12/2022 a las 16:03 CET

Varias consultoras y asociaciones de distribución y comercios auguran un nivel de gasto igual o mayor al del año pasado | El sector atribuye una evolución positiva al efecto ‘postcovid’ y a la sensación de que la economía irá a peor a partir del año que viene

En medio del ojo del huracán, y ni una duda de que esta Navidad va a transcurrir casi como si el contexto fuera de absoluta normalidad. A las puertas de los días decisivos, la industria alimentaria está convencida de que recuperará los volúmenes de venta de antes de la pandemia; las asociaciones que representan al comercio y a los supermercados, que la mayoría de los clientes gastarán igual o más que el año pasado; y organizaciones de consumidores como la OCU, lo mismo. Eso, pese a que los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que el precio de la alimentación ha seguido disparado en noviembre o que la confianza del consumidor está todavía casi 30 puntos por debajo de donde se situaba en enero. “Tenemos una crisis económicaenergéticamilitarpolítica, de distribución… pocas veces han confluido tantos factores de riesgo”, opina el profesor de OBS Business School y autor del estudio ‘La Navidad de ayer, hoy y mañana’, Eduardo Irastorza, que apuesta también, pese a todo, por una Navidad de recuperación.

“Nos encontramos a la salida de una pandemia en la que hemos estado muy confinados, eso ha potenciado muchos aspectos relacionales”, considera este docente. En este sentido, para él, confluyen varias circunstancias que explican que gane el optimismo: primero, el factor emocional, que hace que esta Navidad se vea como la oportunidad de volver a reencontrarse, tras dos años de Fiestas a medio gas por el covid; después, la posibilidad de que todo vaya a mucho peor el año que viene. Es decir que, para muchos, ésta podría ser la última oportunidad de gasto sin preocupación.

También influye la cultura (“somos latinos, nos gusta estar fuera; en Alemania la crisis sí se palpa”, ejemplifica Irastorza) y que la catástrofe económica se lleva anunciado desde verano, pero no ha acabado de explotar. “Si anticipas un problema mucho antes de que sea perceptible y vas haciendo que se sienta su impacto, logras que la gente lo asuma mucho mejor”, apuesta este profesor.

Esto explicaría que, mientras que hace unas semanas se anticipaba una campaña del Black Friday por todo lo alto con una posible mordida a las compras de Navidad como único riesgo, ahora, a una semana de que empiecen las fiestas, la valoración siga siendo optimista. El último análisis de la asociación empresarial AECOC refleja que el 70% de los consumidores tienen intención de mantener o incrementar su gasto este año. Y lo mismo el de Comertia, Asociación Catalana de la Empresa Familiar del Retail, que muestra a un 77% de empresarios optimistas y un sector que espera vender este diciembre un 11% más que el año pasado.

“Los datos de los últimos meses son razonablemente optimistas”, analiza el presidente de ComertiaDavid Sánchez, que reconoce que los incrementos de facturación registrados se deben probablemente al encarecimiento del producto, pero que defiende que no se están vendiendo menos unidades que el año pasado, lo que, dado el contexto, es una buena noticia. “Si analizas el estudio que hace Comertia llevamos muchos meses en positivo: quiere decir que en cierta forma el consumo es muy responsable y que ya no se dan estos crecimientos exagerados que teníamos hace muchos años, tenemos estabilidad y eso es bueno”, añade.

Gasto igual o mayor

También un informe de Nielsen desvela que casi el 60% de los españoles prevén gastar lo mismo que el año pasado en estas fiestas de Navidad (otro 17% asegura que aumentará su presupuesto) y Deloitte sitúa el gasto medio de cada hogar español (634 euros) tres euros por encima de lo que se estimaba el año pasado, con el gasto en ocio y restauración liderando de lejos las categorías donde más se incrementará el consumo. Por su lado, Adevinta, grupo dueño de portales como Milanuncios o Motos.net, proyecta una población que mayoritariamente mantendrá (57%) o incrementará (33%) su gasto este año.

“La mayoría maneja un presupuesto similar al de otros años”, coincidía la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en su encuesta de previsión de gasto. “Pero, aunque el panorama económico no anima a muchas alegrías, ya sea porque es Navidad o simplemente porque somos conscientes de que este año está todo mucho más caro, hay un 15% de encuestados que declara que va a gastar más que en 2021”, apuntaba el organismo en un comunicado.

NOTICIAS RELACIONADAS

En cualquier caso, también sirve de aliciente que haya alimentos más baratos ahora que hace un año o que hace dos semanas. La Asociación de Empresas Mayoristas de Mercabarna (Assocome) aseguró la semana pasada que espera un nivel de ventas como mínimo igual al de antes del covid. En buena medida porque productos como el calamar, la dorada, la merluza, el bogavante, la gamba, frutas como la mandarina, la naranja o las fresas, y verduras como el apio, la escarola o la alcachofa están ahora más baratas que un año atrás. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here