21/09/2022 a las 06:31 CEST

Pedri es, posiblemente, el futbolista con más talento de la plantilla del Barça. Básicamente porque es un jugador especial, único. El mejor centrocampista europeo con solo 19 años. Se escribe rápido…

El canario ha superado todas las expectativas que se generaron con su fichaje. Desde su rápido e inesperado debut con Koeman a su consolidación como titular indiscutible del nuevo Barça que está construyendo Xavi y, por supuesto, de la selección española de Luis Enrique. Alejado de los estereotipos, Pedri es tan modesto y prudente fuera del campo como genial en el césped. Y eso le hace ser aún más valioso. Porque es un futbolista preparado mentalmente para liderar un equipo campeón durante la próxima década. O más. Porque, insisto, solo tiene 19 años.

Su perfil personal no tiene nada que ver con lo que estamos acostumbrados a ver en la sociedad actual. Y eso, por supuesto, es una garantía. No se trata de criticar o cuestionar los pelos de colores o los cuerpos repletos de tatuajes. Allí cada uno con su estética. Se trata de que Pedri transmite unos valores que cada vez parecen más olvidados: profesionalidad, compromiso, naturalidad, esfuerzo…

Son cualidades que muchos pueden considerar antiguas o caducadas. Pero que forjan el perfil de los grandes campeones. Como Federer. Los ‘antidivos’ puede que no sean tan populares como los ‘influencers’, aunque estoy convencido de que tienen mayor recorrido por su solidez y su responsabilidad. Este Pedri que huye del ruido es el Pedri que tanto nos recuerda a Iniesta o a Xavi, su actual entrenador. Su espejo es el de los antiguos capitanes del mejor Barça de la historia, a los que puede, incluso, superar en rendimiento habida cuenta su precocidad. 

En la entrevista exclusiva que publicamos en nuestra edición de hoy, Pedri no hace más que reafirmar todas estas cualidades personales que le convierten en un futbolista excepcional. Es ambicioso, por supuesto: «Tenemos equipo para ganarlo todo, tanto en el Barça como en la selección». Pero también cauteloso: «Ojalá pueda ser algún día Balón de Oro, aunque me queda mucho por aprender». Sigue siendo un niño que se divierte en el campo: «La clave es disfrutar jugando a fútbol, es lo que hago sin pensar si soy un líder».

Y, por supuesto, se deshace en elogios hacia los veteranos: «Piqué y Alba son unos auténticos cracks, nos ayudan mucho en el día a día». Más no se le puede pedir a esta estrella adolescente que está llamada a marcar una época. Simplemente que siga así. Porque el presente y el futuro son suyos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here