Dirigentes franceses, tanto del partido del presidente Emmanuel Macron como de la oposición de izquierda, criticaron este domingo el «ataque de la ultraderecha en Brasil», donde militantes bolsonaristas invadieron el Congreso y otros edificios gubernamentales en Brasilia.

«Solidaridad con el pueblo brasileño, cuyas instituciones están siendo atacadas por activistas de ultraderecha. Esto es a lo que lleva el conspiracionismo, la deslegitimación de un presidente democráticamente elegido y el cuestionamiento del sufragio universal», aseguró en Twitter el eurodiputado macronista Stéphane Séjourné, secretario general del partido presidencial Renacimiento.

El líder de la oposición de izquierda Jean-Luc Mélenchon, candidato en las presidenciales de abril, acusó a «la ultraderecha» brasileña de «intentar un golpe de Estado al estilo Trump contra el nuevo presidente de izquierdas Lula».

«¡Solidaridad con la democracia brasileña!», escribió Mélenchon en Twitter.

«¡Así es la ultraderecha en todo el mundo! ¡Al final siempre se opone a la democracia! ¡Apoyo total a #Lula presidente!», afirmó en Twitter Olivier Faure, principal responsable del Partido Socialista francés.

Centenares de partidarios del expresidente brasileño Jair Bolsonaro, derrotado en los comicios de octubre, penetraron el domingo en el Congreso, el Tribunal Supremo y el palacio presidencial de Planalto, justo una semana después de la investidura del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

adc/reb/or/eb/an

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here