Comienza una jornada de calor extremo en la ciudad. No habrá atenuantes para etiquetar a un lunes que puede resultar sofocante para todo aquel al que le toque moverse por la vía pública o trabajar al aire libre. El amanecer por suerte nos permitirá empezar el día sin estar acalorados de entrada y eso será toda una ventaja para predisponerse de buena manera para enfrentar temperaturas extenuantes. Se espera viento leve desde el norte, cielo algo nublado y el mercurio iniciando la cuenta desde los 23ºC. Después, comenzará la corrida térmica con la intensificación del viento caliente y el sol calentará la superficie para empujar al termómetro hasta los 36ºC vespertinos, lo que configurará una tarde que puede resultar agobiante. No subestime el escenario de temperaturas extremas: intente mantenerse hidratado y evite exponerse directamente al sol. Sumado a esto, a pesar de los altos registros térmicos vespertinos, pueden resultar más molestos los 29ºC nocturnos. Lo bueno es que la veleta rotará al final del día y contaremos con ráfagas más frescas desde el este para que la temperatura descienda hacia la medianoche y se pueda dormir mejor.

El martes se sumará a la hilera de jornadas muy calurosas con otra tarde de calor fuerte. El mercurio iniciará la cuenta desde 24ºC y así avisará de movida que va por otro exabrupto térmico. Se estima viento moderado desde el noreste y cielo mayormente despejado durante la mañana para volver a envalentonar al mercurio, que comenzará su corrida rumbo a los 35ºC vespertinos para entregar otra máxima que someta a todos los trabajadores. Por suerte, la rotación de viento se dará un poco más temprano como para tener algo de aire fresco desde el río hacia el atardecer y poder sobrellevar mejor las altas temperaturas. La noche cerraría en 29ºC, con ráfagas desde el este, lo que promoverá un descenso de temperatura nocturno. Nuevamente, el viento fuerte desde el río nos saca las papas del fuego al final del día.

Si bien el miércoles se mostrará muy caluroso ofrecerá dos variables a nuestro favor. Por un lado, tendremos mucha más nubosidad para taparnos un poco del sol y, por el otro, volveremos a tener una temprana rotación de viento, y eso marcará toda una diferencia con días anteriores. Se prevé una mínima de 24ºC, en un amanecer con viento moderado del noreste y cielo parcialmente nublado. Al mediodía, comenzará la rotación de viento, lo que -junto a la falta de sol– le restará impulso al mercurio. De esta manera, la temperatura nos hará precio recortándose en 32ºC y tomando distancia de los valores extremos de las últimas tardes. Se esperan 27ºC nocturnos nuevamente y ráfagas frescas desde el este para moderar la temperatura en el cierre del día.

Si bien seguiremos con calor intenso, el jueves no proyectará valores extremos. El amanecer mostrará mucha nubosidad, con viento moderado desde el noreste y 23ºC de mínima. Otra vez dispondremos de viento desde el este desde el mediodía, aunque nuestra columna atmosférica estará completamente sobrecalentada para entonces y las atenuaciones térmicas que propongan la nubosidad y el viento desde el río ya no surtirán tanto efecto. Además, el aporte de aire desde el este inyectará humedad que, día a día, irá creciendo y para el jueves ya podría traducirse en alta sensación térmica. La tarde promete 33ºC, lo que configura otro día incómodo para todos aquellos que tengan que moverse por la vía pública. La noche podría cerrar en 27ºC con viento desde el este (esta vez sin ráfagas y mucho más suave), por lo que volveríamos a tener otra noche difícil para dormir.

El viernes prevé un amanecer en 23ºC, cielo algo nublado y viento moderado desde el noreste. Se repiten los parámetros de los últimos días. Lamentablemente, el día mostrará poca nubosidad, por lo que volveremos a cocinarnos bajo el sol en una tarde con 33ºC y sensación térmica más alta. Lo bueno es que esta vez la veleta se pasará de largo con probabilidad de tener algunas horas de aire frío cerca de la medianoche. Esto podría darnos un segmento de inestabilidad y probabilidad de algunas lluvias débiles o aisladas, que serían bienvenidas.

El sábado ofrecería cielo algo nublado y viento desde el oeste. Algunos modelos ponen la máxima a la par de las últimas tardes, mientras que otros pronostican una temperatura vespertina menor, con el mercurio recortándose en 31ºC. Hacia el atardecer, llegará el momento más esperado de la semana con un frente frío barriendo el estuario, lo que podría dejarnos alguna lluvia aislada y un marcado descenso de temperatura. El domingo mantendría la circulación de aire frío, aunque el cielo despejado le permitirá al sol sostener al mercurio. De todas formas, tendríamos una máxima de 30ºC en un jornada muy agradable para planificar actividad al aire libre, sin temperaturas extremas y con aire más seco.

Eso es todo amigos. Es posible que esta hilera de días calurosos pueda ser homologada como “ola de calor”, todo dependerá de las mínimas y de la sensación térmica vespertina. Más allá del tecnicismo se vienen días muy difíciles donde las ráfagas nocturnas desde el este serán nuestro único consuelo. No subestimen el calor extremo, sigan las recomendaciones para sobrellevar las altas temperaturas y recuerden que, en estas jornadas sofocantes, la gente suele estar con los pájaros volados y de pésimo humor. Intente mantener el buen ánimo, aunque cueste.

¡Tengan todos una gran semana!

@JopoAngeli

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here