Comienza una jornada que representará una verdadera tregua térmica. Desde temprano, sopla el viento sur y arrima aire frío como para desanimar al termómetro durante todo el día. Se espera un amanecer nublado, con viento moderado y todavía algo inestable, donde alguna lluvia aislada no estaría fuera de libreto. Las nubes se quedan todo el día, ya sin probabilidad de precipitaciones para moldear una jornada térmicamente mucho más fresca, con el mercurio sin apoyo del sol ni del viento caliente y una máxima de solo 22ºC. Esa fue la mínima de los últimos días, por lo que este dato da cuenta del derrumbe térmico. La noche conserva el viento frío con el retiro de la nubosidad y un cierre muy agradable: el termómetro clausura el día en 19ºC.

El martes continúa con la circulación de aire frío en un irreconocible amanecer de mediados de noviembre en el que el mercurio inicia la cuenta en 12ºC. Se estima una jornada con poca nubosidad y el viento sur haciendo de contrapeso del sol, de modo tal de tranquilizar al termómetro durante todo el día. La tarde ofrecerá cielo despejado, con una máxima de 24ºC para redondear una jornada de excelentes condiciones meteorológicas para aquellos a los que les toque moverse por la vía pública o trabajar a la intemperie. La noche cierra sin sobresaltos, con 20ºC y un cielo limpio. No es necesario, entonces, la ayuda del ventilador. Hacia la medianoche, rota la veleta para anunciar la llegada de aire templado.

El miércoles comienza la recuperación térmica, con un mañana con 15ºC de mínima, y un amanecer con viento moderado y cielo algo nublado. Hacia el mediodía, se espera cielo despejado para que el sol y el viento del noreste empujen al mercurio a valores primaverales, lo que da lugar a una tarde cálida con una máxima de 28ºC. La noche también muestra el aumento de temperatura y el termómetro cierra en 22ºC.

Se sigue calentando nuestra columna atmosférica para retomar la senda de días calurosos. Continúa el viento templado, y ahora llega desde el norte con cielo mayormente despejado y viento leve. Hacia el mediodía, se inicia una verdadera corrida térmica con el mercurio disparándose para llevarnos a una tarde de verano con una máxima de 33ºC: vuelven las tardes de calor intenso en la ciudad. La noche también trae el regreso de los cierres templados, con el termómetro en 24ºC.

Sigue la progresiva recuperación de la mínima, y ahora el mercurio inicia la cuenta desde 21ºC. Se prevé un amanecer con viento leve del oeste y cielo algo nublado. Por suerte, se espera una manto de nubosidad alta como para tapar y debilitar un poquito al sol que, de todas formas, contribuye a que el termómetro vaya en busca de otra tarde veraniega en la que intenta marcar 32ºC. La noche cierra estable, con 23ºC y un viento moderado para los que quieran salir.

Las primeras proyecciones de sábado indican una jornada con viento predominante desde el este y un poco más de nubosidad. De todas formas, el termómetro se las arreglaría para repetir los 32ºC y configurar una tarde de pileta. El domingo, por su parte, agregaría un poco más de nubosidad, con una temperatura muy parecida. Recién por la noche, llegaría viento más frío del sudeste. No hay previsión de lluvias para ninguna de las dos jornadas.

Eso es todo amigos y amigas. Se viene una semana que empieza con temperaturas muy cómodas para terminar rematando con tardes de pleno verano. El lunes y martes marcan un verdadero oasis con dos jornadas en las que el termómetro está completamente sedado por el viento frío e incluso sobresale la mínima de 12ºC de mañana. A partir del jueves, el calor vuelve a sitiarnos pero sin registros extremos. Tras este escenario, el domingo pareciera tomarse revancha de sus ediciones anteriores de mucha inestabilidad.

¡Tengan todos una gran semana!

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here