Basta con que tu prueba de alcoholemia rebase los .40 miligramos de alcohol por litro en la sangre, para que pases tu noche en el Centro de Sanciones Administrativas y de Integración Social, conocido como “Torito”.

En esta época navideña, autoridades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) intensificaron el programa ‘Conduce sin Alcohol’ con el fin de prevenir accidentes de tránsito a causa del consumo de alcohol.

Desde el 1 de diciembre, 1,266 conductores han sido detenidos por rebasar el límite máximo de alcohol para poder conducir en la Ciudad de México.

En entrevista para Aristegui Noticias, el inspector Juan Manuel Ríos Navarrete, Director de Programas Preventivos de la SSC, detalló que aunque ‘Conduce sin Alcohol’ es un programa activo los 365 días del año, desde el pasad 1 de diciembre y hasta el 8 de enero, se duplicó su ejecución.

“Cada fin de año intensificamos el programa para estar en más lugares en donde tenemos una incidencia de accidentes de tránsito, es decir, cruzamos información con la Fiscalía y con la Secretaría de Movilidad”, detalló Ríos Navarrete.

Este panorama, explicó, permite identificar vías de tránsito con un registro de accidentes. A partir de esto, se analiza la viabilidad de implementar un punto de revisión.

Para este operativo, la Secretaría de Movilidad (Semovi) desplegó un total de 507 policías y 213 vehículos, en 32 puntos de revisión las 24 horas del día.

El inspector Ríos Navarrete detalló que aunque se espera una menor incidencia de infractores este año, en comparación con el 2021, se prevé que al menos 50 personas no cenen esta Navidad con sus familia por exceder los límites de alcohol para conducir.

Explicó que si tú eres un conductor que a pesar de las advertencias de seguridad, decides ir en el volante, esto es lo que sucederá: 

Los elementos de seguridad ubicados en los puntos de revisión del programa ‘Conduce sin Alcohol’ se acercarán a tu automóvil y te harán un par de preguntas. Apoyados de un alcoholímetro ambiental, medirán si hay alcohol en el aire del interior del vehículo.

Si das positivo, te pedirán que bajes del auto y te dirigirán al área de seguridad en donde te aplicarán prueba de alcoholemia. Es decir, deberás soplar en el popote, esterilizado, que conecta con el alcoholímetro.

Si la cantidad de alcohol en tu organismo rebasa el límite máximo permitido serás enviado con el juez cívico. Si eres un conductor particular, el límite es de .40 miligramos de alcohol por litro en la sangre, pero si eres un conductor de transporte público o carga, el límite es 0 miligramos de alcohol por litro en la sangre.

Tú serás enviado al ‘Torito’ para cumplir de 20 a 36 horas de arresto inconmutable, es decir no puede cambiarse por una multa. Mientras que el auto que manejabas será enviado al corralón, sin excepción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here