El ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, ha anunciado este miércoles la retirada de las tropas rusas en la región ocupada de Jersón para defender el margen occidental del río Dniéper, según ha recogido la agencia de noticias TASS.

Shoigu ha encargado al comandante Sergei Surovikin de las fuerzas rusas en Ucrania que «comience con la retirada de las tropas y tome todas las medidas para garantizar la transferencia segura de personal, armas y equipos a través del río Dniéper».

«Habrá una amenaza adicional para la población civil y el completo aislamiento de nuestro grupo de tropas en el margen derecho del Dniéper. En estas condiciones, la opción más adecuada es organizar la defensa a lo largo de la línea de barrera del río Dniéper», le ha trasladado Surovikin a Shoigu.

De esta forma, el Ejército ruso transferirá sus unidades hacia este frente. «Además, parte de las fuerzas y medios serán liberados, los cuales serán utilizados para operaciones activas, incluso ofensivas en otros sentidos en la zona de operación», ha explicado el comandante ruso.

Shoigu también ha recibido anteriormente un informe por parte de Surovikin en el que asegura, con respecto a detalles de la «operación militar especial» en Ucrania, eufemismo para referirse a la guerra en territorio ucraniano, que en «la dirección de Donetsk se completó la derrota del enemigo en el margen derecho del río Bajmutka».

El asesor presidencial ucraniano Mijailo Podoliak ha reaccionado al anuncio de la retirada. «Las acciones dicen más que las palabras. No vemos signos de que Rusia vaya a abandonar Jersón sin luchar. Parte del contingente ruso continúa en la ciudad y se están enviando reservistas a la región», ha indicado Podoliak.

«Ucrania está liberando territorios basándose en datos de inteligencia, no en declaraciones televisivas», ha advertido el dirigente ucraniano en un mensaje que ha publicado en su cuenta oficial de Twitter.

Ucrania ha confirmado que Rusia ha volado los puentes sobre el río Dniéper. «Los ocupantes han volado no solo los puentes de Darivka y de Tiahinka, sino también el puente de la salida de Snihurivka hacia Jersón a través del canal, el puente de Novokairi y el puente de Milove», ha explicado el ‘número dos’ del Consejo Regional de Jersón, Sherhii Jlan, citado por la agencia de noticias Ukrinform.

«Los ocupantes están volando absolutamente todos los puentes de la rivera derecha de la región de Jersón», ha señalado Jlan, que considera que el objetivo de Rusia ahora es frenar la ofensiva militar ucraniana.

Además Jlan ha dado cuenta de un refuerzo de las posiciones rusas en Kozatske y Vesele, cerca de la presa y central hidroeléctrica de Kajovka, y de una fortificación rusa en Naddniprianske para garantizar la seguridad durante la retirada.

«La presión de nuestras Fuerzas Armadas ha hecho que los ocupantes estén intentando por todos los medios que no parezca un derrumbe total del frente, sino una retirada planificada», según el ‘número dos’ del Consejo Regional de Jersón.

Jersón forma parte de las regiones ucranianas anexionadas en septiembre por Rusia, junto con Lugansk, Donetsk y Zaporiyia en una medida que fue rechazada por la comunidad internacional. Moscú afirmó el martes que el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, había visitado la zona de conflicto, sin más detalles.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here