Fernando León de Aranoa acompaña al veterano cantante a lo largo de 13 años en el documental ‘Sintiéndolo mucho’

SAN SEBASTIÁN, 17 Sep. 2022 (Europa Press) –

El cantautor Joaquín Sabina, que presenta en el 70 Festival Internacional de Cine de San Sebastián el documental ‘Sintiéndolo mucho’ que sobre él ha hecho el director, guionista y productor Fernando León de Aranoa, ha anunciado nuevo disco para navidades con gira de presentación por América Latina y España.

En rueda de prensa en el certamen donostiarra, León de Aranoa y Sabina, junto al también músico Leiva y los productores del documental Francisco Cordero, Patricia de Muns y Sergi Reitg, han presentado este documental, fruto de 13 años de grabación del cineasta al veterano artista.

«Sin conflicto y sin desamor no se pueden hacer canciones», ha defendido Sabina, quien ha subrayado que «no hay nada mejor que hacer una cosa con amigos». «Es un placer trabajar con amigos, me refiero a Leiva, Fernando y Pati. Se ve esa alegría de estar con gente querida en el documental», ha asegurado.

El cantautor ha admitido que lleva «fatal» ser «espectador de sí mismo» y ha remarcado que es «mucho más pudoroso de lo que dice mi caricatura». «Mi mujer, nada dada a echar piropos fundamentalmente a mí, dijo que Fernando me había sacado el alma. Me pareció una enorme grosería porque ya me da bastante vergüenza enseñar el culo como para enseñar el alma», ha aseverado.

Preguntado por la canción compuesta junto a Leiva para el filme, ha explicado que venía de «casi tres años sin subirme al escenario por el covid». «Casi la primera canción que hemos escrito Leiva y yo es la de la película. Fernando nos ofreció una maravillosa manera de salir de tanta tristeza», ha agregado.

«Vimos que Fernando nos estaba haciendo un favor tan grande que nosotros pensamos que teníamos que hacerle uno, una canción inédita que se pareciera mucho al documental. Es letra mía y música de Leiva», ha explicado Sabina, quien ha avanzado que «va haber más, ya hay más» canciones y que el exlider de Pereza va a ser otra vez el productor de un disco que, según ha anunciado, «espero sacar para navidad».

Además, ha anunciado también la gira que iniciará en febrero en América Latina, que seguirá por España, para presentar este nuevo trabajo. «Yo no voy de gira si no tengo canciones nuevas. No daré ese coñazo de cantarlo entero pero sí tengo que cantar cuatro o cinco nuevas, si no no me veo motivado para salir de gira», ha señalado.

En cuanto a su relación con Fernando León de Aranoa, Joaquín Sabina ha asegurado que son «amigos de larga». «Tengo absoluta y plena confianza en él y además es el mejor», ha resaltado, para explicar que a la hora de llevar a cabo el documental «lo primero que le dije es que no necesitaba llave para entrar en ningún sitio».

Tras asegurar que tiene la sensación de que «he pasado de la adolescencia a la vejez sin tocar la madurez por ningún lado», ha destacado que ‘Sintiéndolo mucho’ «no es un documental a mayor gloria de un artista, sino un trozo de vida de un cantante y creo que eso lo agradece también la gente que lo ha visto».

Por otro lado, ha defendido que «el artista debe tomarse muy en serio lo que hace por respeto al público pero no debe tomarse en serio a él para nada, esa solemnidad, hemos huido de eso como de la peste».

«amor y conflicto»

Por su parte, León de Aranoa ha manifestado que hay «mucho amor pero bastante conflicto también» en este documental y ha explicado que han pasado «por todo tipo de situaciones en estos 13 años, algunas de amor otras más complicadas». «Para el documental todo lo que sea conflicto es bueno. Sin conflicto no hay nada, poco que contar», ha sostenido.

El director de películas como ‘El buen patrón’ ha señalado que él hace más ficción, pero ha apuntado que «el solo hecho de hacer documental» le gusta mucho. «Intento hacerlo cada dos o tres películas de ficción, siempre que encuentro algo interesante de tratar y es personalmente muy enriquecedor, te ves metidos en mundos que no son el tuyo».

En esa línea, ha precisado que «cuando haces ficción todo está muy bloqueado, sabes cómo va a empezar y acabar, una cosa cartesiana que es aburrida, pero aquí es muy diferente, yo me tenía que adaptar a la forma de fluir de ellos, no podía tener un plan, lo primero porque Sabina no me iba a hacer ni caso». «La maravilla era integrarme en ese dulce caos que veo yo alrededor de ellos y luego intentar darle orden», ha aseverado.

«Se trataba de estar en muchos momentos vivos, más de reflexiones y de declaraciones. Compartir ese privilegio de esas conversaciones con el público pero sobre todo estar en muchos momentos vivos. Ahí es cómo entendemos de verdad cómo es la gente. No quería que fuera un documental testimonial, sino de momentos vivos», ha insistido el cineasta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here