Una viajera generó repudio en Twitter luego de una ofensiva publicación en la que despotricó contra la aerolínea tras haber viajado incómoda en un vuelo corto de American Airlines. Sydney Watson, quien se describe como una comentarista política australiano-estadounidense, lanzó varios mensajes a través de su cuenta con un único argumento que generó repudio: “Si necesitas un extensor del cinturón de seguridad, entonces eres demasiado gordo para estar en un avión”.

Al parecer, Watson tuvo un vuelo de tres horas en American Airlines y se quejó de haber tenido contacto físico con los pasajeros sentados al lado suyo en todo momento. Sus ofensivos comentarios causaron diferentes reacciones en Twitter, incluida la de la aerolínea. “¿Está diciendo que la gente debería tener que divulgar su talla/peso al comprar un ticket?”, la cuestionó un twittero.

Una pasajera de un vuelo de American Airlines compartió su postura sobre los asientos
Una pasajera de un vuelo de American Airlines compartió su postura sobre los asientos@SydneyLWatson

Sydney aclaró que le había preguntado a los dos pasajeros, que eran hermanos, si querían sentarse juntos, pero le contestaron que no: “No me importa si esto es malo (…) Ni siquiera puedo poner los reposabrazos a ambos lados porque no hay espacio (…)”. Además, sostuvo que las personas con sobrepeso deberían “comprar dos asientos o no volar”. Watson agregó que la azafata le preguntó cuatro veces si se le ofrecía algo mientras la miraba con “lástima”.

Una pasajera de un vuelo de American Airlines compartió su postura sobre los asientos
Una pasajera de un vuelo de American Airlines compartió su postura sobre los asientos@SydneyLWatson

La aerolínea se sumó a las reacciones y a través de su cuenta dio un mensaje con el que reafirmó su postura: “Nuestros pasajeros son de todos los tamaños y formas. Lamentamos que te sintieras incómoda en el vuelo”, publicó. “Ofrecemos una variedad de tamaños y estilos de asientos, para que nuestros clientes puedan seleccionar lo que mejor les convenga”, añadió la vez que dejó un enlace que llevaba a sus diferentes asientos, en los que se encontraban alternativas de gama alta, clase business y primera clase. Insatisfecha con la respuesta, la mujer respondió: “Tenemos que hablar”.

No obstante, el caso tomó un giro esta semana luego de que la mujer compartiera una actualización el martes con una resolución que desconcertó a muchas personas. Al parecer, la compañía le mandó un correo electrónico en el que le decía que lamentaba que su “disfrute y comodidad” se hubieran visto estorbados por otro cliente “excedido en el espacio de su asiento”.

Una pasajera de un vuelo de American Airlines compartió su postura sobre los asientos
Una pasajera de un vuelo de American Airlines compartió su postura sobre los asientos@SydneyLWatson

Desde American Airlines le dijeron que la habrían cambiado de lugar, pero no había suficiente espacio. Al final, le dejaron una inesperada recompensa: un crédito de viaje de 150 dólares. “Comprendo su decepción por no haber resuelto la situación a su entera satisfacción”, le expresaron también en el correo electrónico.

Watson tomó esta respuesta y volvió a despotricar contra la aerolínea y lanzó otro polémico comentario: “Prefiero usar los 150 dólares que American Airlines me ofreció como reembolso y dárselos a alguien que necesite fisioterapeuta o suscripción al gimnasio”.

Enseguida, en Twitter hubo opiniones encontradas: por un lado, los que estuvieron de acuerdo con ella y aseguraron que “asientos son asientos”, mientras que otros consideraron que su postura era totalmente repudiable, sobre todo por su forma de exponer a dos personas desconocidas en su cuenta. “Estás humillándolos para tu propio beneficio”, le criticaron.

“Para que quede claro: mantengo todo lo que dije”, escribió la mujer en una nueva publicación, a lo que le replicaron: “Es una postura demasiado cruel. Dios te bendiga”.

LA NACION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here