Al menos siete personas murieron en las violentas tormentas que cayeron en la noche del jueves al viernes en el centro de Italia, inundando viviendas y calles, indicó la Protección Civil.

«Tenemos, según la prefectura local, un balance provisional de siete muertos. El séptimo cuerpo acaba de ser encontrado», declaró a la AFP el portavoz de Fabrizio Curcio, jefe de la Protección Civil italiana, confirmando una información revelada en los medios italianos.

Otras tres personas están desaparecidas, entre ellas un niño de seis años que se encontraba con su madre en un vehículo. La mujer fue rescatada por los bomberos pero la fuerza del agua se llevó al niño, según la agencia AGI.

La región más afectada es la provincia de Ancona, un puerto al borde del mar Adriático, pero las lluvias también sacudieron la región vecina de Umbría.

En la provincia de Ancona, muchas zonas se quedaron sin electricidad y sin líneas telefónicas y las escuelas estarán cerradas este viernes en las localidades más afectadas.

Según el diario Corriere della Sera, el jueves por la noche cayeron unos 400 milímetros de lluvia, una cantidad similar a las precipitaciones de seis meses en esta zona.

ljm/thm/es/mar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here