RIO DELL, California, EE.UU. (AP) — Un sismo de magnitud 6,4 remeció la mañana del martes un tramo de la costa norte de California. El terremoto despertó a los residentes, rompió ventanas, sacó casas de sus cimientos, dañó caminos y dejó casi 60.000 viviendas y negocios de la zona rural sin luz o agua. Al menos 12 personas resultaron heridas.

“Sentía que el techo se venía abajo”, dijo Cassondra Stoner. “Cuando desperté, lo único en lo que pude pensar fue: ‘ve por los niños’».

Cuando la tierra dejó de moverse, la familia Stoner se encontraba bien, al grado que incluso una de las niñas siguió durmiendo. Pero cuando Cassondra se fue a trabajar en Dollar General, encontró que se habían caído tejas del techo, los anaqueles se habían volteado y había artículos regados por todo el piso de la tienda de descuento.

El sismo ocurrió a las 2:34 de la mañana cerca de Ferndale, una pequeña comunidad ubicada unos 345 kilómetros (210 millas) al noroeste de San Francisco y cerca de la costa del Pacífico. El epicentro fue apenas mar adentro a una profundidad de 16 kilómetros (10 millas). Después se registraron varias réplicas.

Los residentes de la zona conocida por sus bosques de secuoyas, sus montañas panorámicas y el legendario cultivo de marihuana del llamado triángulo esmeralda que abarca tres condados, están acostumbrados a los terremotos. Pero muchos dijeron que este fue más violento e inquietante que las breves sacudidas que suelen experimentar.

“Podías ver cómo se movían el suelo y las paredes”, dijo Araceli Huerta, quien seguía agitada unas 10 horas después. “Sonó como si un tren de carga atravesara mi casa”.

Las cuadrillas continuaban evaluando los daños en construcciones e infraestructura. Dos hospitales del condado Humboldt se quedaron sin luz y operaban con generadores, pero la magnitud de los daños parecía mínima en comparación con la potencia del terremoto, según Brian Ferguson, portavoz de la Oficina de Servicios de Emergencias del Gobierno de California.

Se reportaron aproximadamente 12 heridos cuyas lesiones incluyen una fractura de cadera y un corte en la cabeza, dijo el Departamento de Policía del condado Humboldt en una conferencia de prensa que se vio interrumpida por otra réplica.

Dos personas, de 83 y 72 años, murieron debido a que no pudieron recibir atención oportuna a “emergencias médicas” durante o poco después del terremoto.

El daño se concentró en las pequeñas comunidades de Rio Dell, Ferndale y Fortuna, dijo el director de Servicios de Emergencias, Mark Ghilarducci, durante una conferencia de prensa en Sacramento.

En Rio Dell, una comunidad de unos 3.000 habitantes donde se registraron los daños más graves, al menos 15 casas quedaron inhabitables y otras 18 sufrieron daños moderados, dijeron las autoridades luego de una evaluación parcial.

___

Antczak informó desde Los Ángeles.

___

Los periodistas de Associated Press Sophie Austin, en Sacramento, Amy Taxin, en el condado de Orange, y Brian Melley, en Los Ángeles, contribuyeron a este despacho.

AP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here