28/10/2022 a las 22:11 CEST

El delantero charrúa ha conseguido ver puerta ante el conjunto blanco hasta en seis ocasiones

El Real Madrid (6) es una de sus víctimas favoritas, solo por detrás del Rayo Vallecano (12)

Cristhian Stuani se ha hartado de marcar goles a lo largo de su carrera. Pocos rivales se le han resistido al Matador de Tala en la liga española. Las cifras del delantero uruguayo se dispararon con su llegada a Montilivi, donde mejoró mucho los números como goleador que había tenido con el Racing de Santander, el Espanyol o el Levante.

De hecho, el charrúa es el máximo goleador del club rojiblanco, después de superar a Arcadi Camps la temporada pasada. Si Girona ha sido su clímax futbolístico, el Rayo Vallecano y el Real Madrid han sido sus víctimas preferidas, con doce y seis dianas respectivamente.

Pocos jugadores pueden presumir de tener a un histórico y gigante del fútbol europeo en su lista de equipos más goleados. El idilio de Stuani contra el Madrid empezó cuando vestía la camiseta del Espanyol. Alardeando de sus cualidades, Stuani enganchó una pelota muerta dentro del área para batir a Diego López. Todavía como perico volvería a mojar contra los blancos dos temporadas después, en la 14/15. En una goleada en contra contundente (1-4), Stuani hizo el único gol del Espanyol de Sergio González.

La vuelta a la liga con el Girona, previo paso por el Middlesbrough, fue la ocasión para volver a engordar de nuevo la cuenta goleadora. En el primer duelo contra el Real Madrid, a la primera oportunidad, Stuani no desaprovechó la opción de marcar. Fue un 29 de octubre de 2017, el primer curso del Girona en Primera y la primera visita del Madrid a Montilivi.

El punta siguió con la racha en el partido de la segunda vuelta. En aquel duelo Stuani consiguió marcar por primera vez en el Santiago Bernabéu. Hasta entonces, cada vez que marcaba era como local. La presentación en el feudo blanco no pudo ser mejor en el ámbito personal. Un doblete con gusto agridulce, puesto que el Girona salió goleado (6-3).

Tras esa gran actuación individual, Stuani encadenaría dos partidos sin ver portería contra el Madrid, uno en Liga y otro en Copa.

La última vez que se las vio con el Madrid fue el febrero. Un triunfo épico en el Bernabéu que llevaba la firma de uno de los goles del uruguayo. Desde los 11 metros, Stuani no falló la pena máxima que empataba el partido a uno. Portu culminó la remontada. Aquella victoria parecía que acercaba al Girona a la permanencia, pero un final de curso desastroso acabó con el equipo en Segunda.

NOTICIAS RELACIONADAS

Stuani ha envejecido, se ha debilitado por el tiempo y el destino, como dice Lord Tennyson en el poema Ulysses, pero continúa con la firmeza de dar guerra y nunca rendirse, buscando aquello que siempre lo ha caracterizado, el gol. Mañana tendrá una nueva oportunidad de hacerlo contra el Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here