Taiwán debería anunciar este martes una ampliación de su servicio militar obligatorio de cuatro meses a un año, citando como justificación la amenaza de China, indicaron medios locales.

Esta isla de gobierno democrático vive bajo la sombra de una invasión de China cada vez más beligerante, que la considera un territorio propio a recuperar en el futuro, incluso por la fuerza.

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, debería anunciar la extensión del servicio militar para todos los hombres adultos en una rueda de prensa a las 15H30 (07H30 GMT) tras una reunión de alto nivel sobre seguridad nacional, indicó la agencia semioficial Central News Agency.

La oficina presidencial dijo el lunes que en la agenda de la reunión había una propuesta para «ajustar la estructura» de la defensa nacional, pero no ofreció más detalles.

La agencia CNA indicó que el cambio entraría en vigor en enero de 2024 si el anuncio formal de la extensión se publica el próximo mes.

La perspectiva de una invasión china cada vez preocupa más a Taipéi y sus aliados occidentales, especialmente después de la ofensiva rusa contra Ucrania.

El presidente chino, Xi Jinping, ha asegurado que lo que Pekín llama la «reunificación» de Taiwán no puede dejarse para las generaciones futuras.

Taiwán, separada de facto de China continental desde 1949, se vería abrumadoramente superada en un hipotético conflicto, con 88.000 soldados contra más de un millón del ejército de Pekín, según las estimaciones del Pentágono.

El servicio militar obligatorio era muy impopular en Taiwán porque recordaba a la anterior dictadura y el gobierno previo había reducido el periodo de un año a cuatro meses con el objetivo de crear una fuerza principalmente voluntaria.

Sin embargo, encuestas recientes muestran que más de tres cuartas partes de los taiwaneses lo consideran demasiado corto.

aw/qan/mtp/dbh/zm

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here