La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha instado a China a reanudar las conversaciones bilaterales con su país para mantener la estabilidad en la región.

«La guerra nunca es una opción para solucionar un problema», ha dicho Tsai en su discurso de Año Nuevo, según informa Bloomberg.

La presidenta de Taiwán ha señalado que solo a través del «diálogo y la colaboración» se podrá llevar «la seguridad y la felicidad» a más gente.

Tsai también ha recordado a Pekín que es una «responsabilidad común» por parte de los países mantener la estabilidad de la región.

Además, la presidenta de Taiwán se ha ofrecido a ayudar a China ante el incremento de los casos de coronavirus.

Taiwán es una democracia autónoma y se considera independiente desde la década de 1940. Pekín rechaza los contactos oficiales entre países y Taiwán, ya que considera a la república democrática insular parte de China.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here