Ingredientes

Preparación

  1. Enmantecar una tartera desmontable de 22 cm de diámetro.
  2. Adherir la masa elegida, tipo pasta frola, o similar, o bien hacer una arenilla con 250 g de bizcochos dulces molidos, 70 g de manteca derretida y adherir al molde.
  3. Hornear cualquiera de las dos para que estén firmes y enfriar.
  4. Mezclar la crema pastelera fría con la crema de leche batida. Unir suavemente.
  5. Incorporar la gelatina rehidratada y las frutillas sin sus cabitos, cortadas en cuartos.
  6. Mezclar y verter en la tartera con su masa cocida.
  7. Mantener en la heladera para servir fría.

Esta tarta esta elaborada con un dúo imbatible: las frutillas y la crema pastelera. La creatividad invita a un juego de sabores y podemos atrevernos cuando tenemos definida la combinación que no fallan. La noble crema pastelera, sencilla rica y fácil va bien con todo tipo de frutas. Las frutillas, dulzonas y jugosas son un hallazgo para atraparlas en la crema.

Tips para presentar la tarta y que quede divina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here