MENDOZA.- La provincia vive días complejos en el flujo turístico y no logra alzar bien alto las copas, incluso en la frontera. A pesar de ser uno de los destinos más elegidos en la temporada estival, fuera de las ciudades tradicionales del verano argentino, registró una baja de visitantes, al comparar lo que ocurrió a comienzos de 2022. De esta manera, según datos oficiales, experimentó un descenso de casi 40% en la cantidad de turistas. Lo auspicioso es que llegan más viajeros extranjeros, principalmente chilenos y brasileños, pero se siente el impacto de la crisis económica argentina.

Desde las diferentes cámaras y referentes del sector aclararon a LA NACION los motivos de la baja de visitantes, vinculadas, principalmente a la ausencia del sistema de beneficios de Previaje y los viajes al exterior del país, además de la falta de promoción local y en el extranjero, más allá del enoturismo, aunque ponen las expectativas en las próximas semanas. También, no descartan que repunte el panorama en temporada baja, cuando se reactive el programa nacional, ya que la crisis económica, con salarios que pierden frente a la inflación, complica las decisiones de los potenciales visitantes.

De acuerdo con los números del Ministerio de Turismo de Mendoza, cerca de 140.000 personas llegaron en la primera quincena de este año para visitar las villas cordilleranas y los destinos de naturaleza, mientras que en el comienzo de 2022 la cifra superó los 220.000, lo que representa una merma cercana al 40%.

Para las autoridades, Mendoza presenta una intensa agenda cultural orientada a turistas locales y extranjeros de todas las edades, y mantiene el ritmo de tres a cuatro noches de alojamiento y con un gasto diario aproximado de $10.000 por persona. La evaluación que hacen los funcionarios es optimista, a pesar de los números.

“Mendoza viene con un fuerte impulso de 2022, con un movimiento turístico nacional e internacional constante. Estamos contentos con este inicio de año ya que se registra una buena llegada de turistas. Mendoza, con excelentes servicios y propuestas, es un destino que sostiene el interés por visitarlo durante todo el año”, expresó Nora Vicario, titular de la cartera. “A diferencia del año pasado, en esta misma quincena hay más turismo internacional, en la que se destaca el brasileño y cada vez más creciente, el chileno. A la vez, seguimos con la línea de gestión definida por el gobernador Rodolfo Suarez en materia de conectividad, fortalecer las rutas y que sigan creciendo. Así se agregaron más vuelos en la ruta Santiago de Chile-Mendoza y comenzó a operar la ruta Río-Mendoza”, indicó la funcionaria, que puso en valor las diferentes opciones para disfrutar de Mendoza. E hizo hincapié en la agenda cultural, turística, deportiva y del vino. “Las vendimias departamentales, los festivales, los espejos de agua, la montaña y las ruta del vino hacen de Mendoza un destino dinámico, de vanguardia y de gran atractivo en cualquier fecha del calendario”, completó Vicario.

En los datos de ocupación de la primera quincena de enero el promedio provincial llegó al 70% y se destacaron zonas con el 80%, como Potrerillos, Uspallata, Malargüe, las villas de San Rafael y el Valle de Uco. Además, hubo 70% en la ciudad de Mendoza y la zona Este.

En tanto, según informó el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, Mendoza se ubicó entre los tres principales destinos del interior, fuera de los clásicos de sol y playa, más elegidos para este inicio de temporada de verano.

En tanto, tras unos días de calma, volvió el caos en el límite con Chile. Así, transitan por estas horas los argentinos que buscan vacacionar del otro lado de la Cordillera de los Andes. Las demoras para cruzar o para volver no logran reducirse, lo que exaspera cada vez más a los turistas, que reclaman desde hace años por mejores y eficaces prestaciones en la alta montaña, incluso servicios básicos, como baños limpios y locales de comidas. En medio de las fiestas de fin de año y el inicio de las vacaciones la atención aduanera mostró la peor cara, tal como contó LA NACIÓN, con casi 10 horas de espera. Ahora, con el comienzo de la segunda quincena de este mes, la imagen regresó con fuerza, y los cuestionamientos están a la orden del día, a la espera de que nuevamente las autoridades de ambos países refuercen la atención, con la apertura de más casillas de control, ya que en los últimos días se registraron más de 7000 personas que viajaron hacia Chile en una sola jornada, mientras que cerca de 6000 por día retornan de sus vacaciones.

Sin dudas las quejas de los viajeros de todo el país dejan expuesta a la provincia, aunque desde el Ejecutivo local aclaran que las decisiones fronterizas dependen del gobierno nacional, en el área de Migraciones.

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here