24/12/2022 a las 13:22 CET

La presentadora llegó a la cadena en 1996 y ha pasado por duras etapas hasta lograr que le reconozcan su lugar

Terelu Campos ha logrado cumplir un sueño que tenía desde que llegó a Telecinco, en septiembre de 1996. La actual presentadora de ‘Sálvame’ aterrizaba en la cadena como integrante del equipo de su madre, María Teresa Campos, que trasladaba su reinado de las mañanas de TVE. La hermana de Carmen Borrego ha pasado por diferentes etapas, hasta que ahora se ha visto reconocida su labor de tantos años con un reconocimiento que queda a la vista de todos.

Y es que Terelu ha logrado, por fin, que la dirección de Mediaset haya colocado su foto a gran tamaño en uno de los pasillos de los estudios centrales en el madrileño barrio de Fuencarral, colocándose al nivel de estrellas de Telecinco como Jorge Javier Vázquez, Emma García, Ana Rosa Quintana o Jesús Vázquez. Hasta Belen Esteban hacía años que ya tenía su fotografía.

Sin embargo, este no ha sido un camino de rosas para la comunicadora. Tras permanecer en esta primera etapa en la cadena durante 8 años, pasó a Antena 3 como presentadora de ‘La granja’ y Telecinco le declaró la guerra con vergonzosos e hirientes vídeos en ‘Aquí hay tomate’ que la humillaban y ridiculizaban.

Sin embargo volvió a la cadena tras el final de su contrato con Antena 3, primero como colaboradora de ‘La Noria’ y luego ya de ‘Sálvame’. Allí no tuvo más remedio que quitarse el corsé de presentadora perfecta y comenzó a tolerar contenidos que le hacían daño para seguir trabajando. Llegó a ser presentadora de verano del ‘Deluxe’, pero Paolo Vasile le asestó otra puñalada, arrebatándole su sitio tras pedirse un tiempo de descanso en primavera. 

Poco después, dejó La fábrica de la tele y se fue a ‘Viva la vida’, donde los de ‘Sálvame’ eran sus peores enemigos’. Allí permaneció varios años hasta que olvidó los feos del pasado y volvió con una condición: hacerlo como presentadora. Y como contó en exclusiva YOTELE, se puso al frente del ‘Lemon Tea‘ con María Patiño. Tras su cancelación, ha logrado mantenerse como presentadora de todo el programa durante varias tardes a la semana y ahora ha logrado el gran premio moral de su carrera: tener su fotografía de gran tamaño en uno de los pasillos de la cadena. 

NOTICIAS RELACIONADAS

El programa le dio la sorpresa este viernes, tras casi toda la tarde mareando la perdiz. Terelu no pudo evitar emocionarse al comprobar que había logrado el reconocimiento por el que había luchado durante tantos años: «Es el premio a muchos años de trabajo», dijo entre lágrimas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here