Nuevas y más precisas mediciones permitieron ajustar la comprensión de la composición del universo y de la velocidad de expansión de las galaxias, indica un estudio publicado este miércoles por The Astrophysical Journal.

La materia visible (o bariónica) constituye el 5% del universo y el resto, según la teoría, está integrado por la materia y la energía oscuras, dos componentes misteriosos pero claves para entender la física intergaláctica.

La materia oscura y la visible, que explican la masa de las galaxias, representan un 33,8% del cosmos, de acuerdo con el estudio, bautizado «Pantheon +».

El 66,2% restante sería energía oscura, que explica la expansión del universo, por la cual las galaxias se alejan entre sí a una velocidad creciente.

Los investigadores llegaron a esas conclusiones estudiando la luminosidad de 1.500 supernovas, estrellas que estallan al final de sus vidas.

Las más distantes se hallan a 10.000 millones de años luz, lo cual significa que remontan a una época en la cual el universo tenía apenas un cuarto de su edad actual.

Las mediciones previas sugerían que «había algo sospechoso» en la comprensión del cosmos, dijo a la AFP el principal autor del informe, Dillon Brout, del Centro de Astrofísica Harvard–Smithsonian.

Este estudio afinó los resultados de uno anterior, llamado Pantheon, y representa «el resultado de dos décadas de esfuerzos de observadores y teóricos de todo el mundo para descifrar la esencia del cosmos», destacó el astrofísico Adam Reiss, premio Nobel de Física 2011.

dl/pcl/juc/cel/npk/js/aoc

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here