Un tribunal de China condenó a 24 años de cárcel al principal acusado de una brutal agresión a un grupo de mujeres en un restaurante que conmocionó al país.

La agresión ocurrió alrededor de las 02H40 del 10 de junio en Tangshan, una ciudad situada unos 150 kilómetros al este de Pekín.

El individuo, llamado Chen Jizhi de 41 años según la prensa local, colocó su mano en la espalda de una mujer que comía con sus amigas y que lo rechazó.

Entonces, ayudado por compañeros, golpeó a las mujeres con sillas, botellas de cristal y puñetazos y luego tiró a una al suelo y le propinó numerosas patadas.

La escena fue grabada por las cámaras de videovigilancia del restaurante y difundidas posteriormente. Los medios publicaron imágenes del rostro hinchado y las múltiples heridas de la víctima principal.

El video se hizo viral y provocó indignación en China, con muchos internautas reclamando sanciones ejemplares contra los 28 acusados.

Reconocido como el principal culpable, Chen Jizhi fue condenado a 24 años de cárcel y a una multa de más de 320.000 yuanes (45.900 euros y 45.100 dólares), indicó el tribunal del distrito de Guangyang en la ciudad de Langfang.

Los otros 27 acusados fueron condenados a penas de cárcel de entre 6 meses y 11 años y con multas para la mayoría de ellos de entre 3.000 y 135.000 yuanes (420 y 19.000 dólares).

La justicia impuso una pena particularmente elevada a Chen Jizhi porque dirigía un grupo de malhechores que «usaba la violencia y las amenazas» para cometer delitos.

Este tipo de agresiones son poco habituales en China, donde las calles son generalmente seguras incluso por la noche.

ehl/ka/elm/dbh/meb

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here