Un juez ha rechazado la demanda de la excandidata republicana a la Gobernación de Arizona Kari Lake sobre su derrota en las elecciones y ha confirmado la elección de la demócrata Katie Hobbs como gobernadora.

Lake demandó a los responsables electorales locales para exigir la anulación de los comicios legislativos en el estado, donde acabó derrotada en un duro varapalo a una carrera que contó con el respaldo personal del expresidente estadounidense Donald Trump.

En concreto, Lake argumentaba que problemas intencionados con las impresoras interfirieron en las elecciones del pasado noviembre haciéndole perder votos.

Ahora, el juez del condado de Maricopa, Peter Thompson, ha dictaminado tras un juicio de dos días que el equipo legal de la excandidata republicana no ha ofrecido pruebas que demuestren que las elecciones fueron manipuladas en su contra, según informa USA Today.

La excandidata ‘trumpista’ ha anunciado, a través de un mensaje en su perfil de Twitter, que apelará la decisión del juez «en aras de restaurar la fe y la honestidad en las elecciones».

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here