Un preso murió y más de 60 resultaron heridos en un motín en una cárcel de Birmania, anunció este sábado la junta militar del país.

El motín en la cárcel de Pathein, al oeste de Rangún, se desencadenó después de que los guardias confiscaran el móvil de un detenido el jueves por la noche y tomaran medidas disciplinarias, detalló la junta en un comunicado.

Un preso murió «en las peleas» y otros 63 resultaron heridos, así como dos policías y nueve guardias, añadieron las autoridades.

Unos 70 presos se escaparon de sus celdas y causaron daños en el establecimiento el viernes por la mañana. Utilizaron palos, ladrillos y trozos de cemento para atacar a las fuerzas de seguridad, según la junta.

Las autoridades intentaron controlar la situación, pero las negociaciones fracasaron y tuvieron que recurrir a la fuerza.

«Las autoridades dispararon para dispersar a la multitud», dice el comunicado.

Los medios de comunicación locales afirman que el fallecido era un preso político. El servicio birmano de la BBC dijo que estaba acusado de terrorismo.

La junta anunció que investigará el incidente.

El golpe militar del 1 de febrero de 2021, que derrocó al gobierno de la líder civil Aung San Suu Kiy y desencadenó enormes protestas y una sangrienta represión, puso fin a un breve periodo de libertad en este país del sudeste de Asia.

La semana pasada, la junta anunció que liberaría a más de 7.000 presos para conmemorar el 75º aniversario de la independencia de Birmania de Reino Unido.

Más de 2.700 personas han muerto desde que los militares tomaron el poder y más de 13.000 han sido detenidas en el marco de la represión de la disidencia, según un grupo de observación local.

Según Human Rights Watch, las cárceles birmanas son conocidas por sus duras condiciones y el presunto uso de la tortura.

bur/lpm/mtp/lpa/blb/meb/es

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here