PINAMAR (De un enviado especial).— Este no será un verano récord. Eso es lo que muestran las cifras del primer informe de ocupación que realizó el municipio local. Durante la temporada pasada, acá no cabía un alfiler porque se habían conjugado varios factores, como el previaje, que fomentaba el turismo interno, y el brote de coronavirus que frenó muchos viajes al exterior. Esta vez, si bien la ocupación promedio ronda el 90%, hay plazas disponibles. Varios comerciantes aseguran que el Mundial puso en pausa muchas reservas que ahora se reactivaron.

En Pinamar, según el primer informe oficial, en los hoteles el promedio de ocupación ronda el 86,6%, y para los apart hotel y departamentos, la cifra asciende al 95,5%. Mientras que en los campings se acerca al 90% en Pinamar y al 63% en Ostende. En Pinamar la estadía promedio es de 3,5 noches. Es decir, la gente, sobre todo, realiza escapadas cortas y no pasa quincenas enteras.

En Pinamar, los alquileres en pesos aumentaron un 80% y en dólares un 10%
En Pinamar, los alquileres en pesos aumentaron un 80% y en dólares un 10%

En Cariló, la ocupación general es del 92%. Aunque si el relevamiento se enfoca en los hoteles, la cifra desciende a 90%, mientras que en los apart hotel asciende al 94%. Allí, la estadía promedio es de 4,8 noches.

En Valeria del Mar la ocupación general es del 88%. Específicamente en los hoteles es del 83% y en los apart hotel ascienden al 93%. En este caso, la estadía promedio es de 4,9 noches.

Mientras que en el partido de Villa Gesell, el promedio de ocupación ronda el 73%. Pero al ver cómo se reparte ese nivel de ocupación se observa que solo el 70% se hospeda en el centro de Villa Gesell, mientras que en Mar de las Pampas el número asciende a 91%, en Las Gaviotas 92% y 90% en Mar Azul.

Referentes del sector hotelero señalan que esperan un gran número de turistas para los fines de semana
Referentes del sector hotelero señalan que esperan un gran número de turistas para los fines de semanaMAXIMILIANO AMENA

“Estamos iniciando una temporada de verano muy positiva en cuanto a niveles de ocupación de hoteles y alquileres en inmobiliarias en el Partido de Pinamar. Este fin de semana llegamos al 91% de ocupación de nuestras 380.000 plazas. Es un inicio de año que estábamos esperando con muchas expectativas junto al sector privado ya que estuvimos preparándonos todo el año para lograr ofrecer una mejora notable en la calidad de los servicios brindados”, describe Juan Ibarguren, secretario de Turismo y Desarrollo Económico de Pinamar.

Por supuesto, si bien no es un verano récord, estas son cifras alentadoras si se tiene en cuenta la crisis económica que atraviesa la Argentina, aunque están lejos del 98% de ocupación hotelera de la temporada 2021-2022. Aquella temporada contó con el Previaje y un brote de Covid-19 que mantuvo a muchos viajando adentro del país. Esta vez, por el público que suele venir a Pinamar, referentes del sector hotelero e inmobiliario destacan que, seguramente, muchas familias decidieron retomar sus viajes a Europa o Estados Unidos. Además, por la suba de precios a nivel local, destinos como Brasil se volvieron una opción competitiva en cuanto a los costos.

Según fuentes del sector inmobiliario, los aumentos de los alquileres en pesos durante esta temporada fueron del 80%, en promedio. Mientras que en dólares aumentaron alrededor de un 10%.

En Cariló, la noche de hotel en un tres o cuatro estrellas cuesta alrededor de $35.000 para arriba. La misma categoría de hotel en Pinamar parte de los $20.000 por noche.

“Todo indicaría que los fines de semana habrá más reservas. Veníamos con muchas reservas y a medida que la Argentina fue avanzando en el mundial todo se puso en pausa y ahora empezaron a reactivarse los llamados y las reservas. Fue algo anormal, porque además el mundial se suele jugar en julio y ahora fue en diciembre, lo que afectó a destinos como el nuestro, pero a pesar de ello estamos con buenos niveles de ocupación”, señala Pedro Marinovic, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Pinamar (AEHGP).

“Tenemos casas disponibles para enero y febrero. Incluso en Cariló hay casas libres, algo que hace mucho no pasaba. Nosotros llamamos a todos los propietarios para ver si querían alquilar sus casas proponiéndoles un aumento del 10% en dólares. Los que aceptaron esa propuesta lograron alquilar las propiedades, pero los que no podían definir si la querían alquilar o buscaron aumentar más que eso son los que ahora se les complicó alquilar la casa. Debemos tener un 80% de las casas alquiladas. También hay muchas familias que siempre alquilaron y ahora se hicieron su propia casa. Hay alrededor de 150 casas nuevas”, explica Silvia Melgarejo, responsable de Constructora del Bosque SA.

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here